Música y Familia

Música y Familia

Cuando la música acompaña, nutre y compensa.

El pasado 15 de Mayo se celebró el día internacional de la familia, como alternativa al día de la madre o del padre. Esta realidad actual en la que cada vez más escuelas y familias naturalizan y dan espacio a estos distintos modelos familiares que están desde hace mucho tiempo, pero que han sido callados o mal vistos, me genera cierta alegría ya que parece que los niños y niñas que viven realidades familiares diferentes al común denominador de "familia", según creencias obsoletas, empiezan a ser más vistos y aceptados.

Este hecho es importante para todos aquellos profesionales que estamos implicados de una forma u otra en un cambio social que contemple nuevas formas de vivir la vida y sobre todo que ofrezcan al niñ@ un espacio de libertad y amor, para su desarrollo.

Y te preguntarás: ¿qué tienen que ver estos nuevos conceptos, con la música?.

Y es que hace 40 años atrás, y más también... muchos de estos niños y niñas, hoy adultos, sólo teníamos la música como compañera invisible para jugar, bailar y cantar, hasta dormirnos y olvidar.

musicoterapia en familia

La música es considerada el lenguaje universal, a través del cual se pueden expresar sentimientos, emociones y todo tipo de estados anímicos. Este lenguaje o medio de comunicación, si está aplicado en un entorno terapéutico y bajo el trabajo de terapeutas o psicólogos,  puede hacer que surja la empatía entre los integrantes de una familia, sin importar la edad, el género o la personalidad de cada uno de ellos. Además, la música permite recordar el pasado, brindándonos la oportunidad de reflexionar y aprender de él, en el caso de adultos, con consciencia y ganas de madurar.

Cuando hablamos de niños pequeños, que carecen del auto-apoyo necesario para entender las cosas y aceptarlas por más duras y dolorosas que sean. (Si esto ya cuesta siendo adultos, ponte en la piel de un niñ@); el trabajo con música, viene a compensar todas aquellas carencias emocionales derivadas de la realidad familiar que el niñ@ tiene. 

La música, tanto aplicada terapéuticamente, como utilizada para la enseñanza de un instrumento, es para el niño el alimento que nutre sus múltiples carencias, y que no puede manifestar o verbalizar, como podría hacerlo un adulto.

La musicoterapia en familia

Trabajar con la musicoterapia tanto en sesiones individuales, como grupales (con la familia, si esto es posible), permite establecer analogías entre los roles familiares, y desde un mundo creativo y menos hostil para el niñ@, se pueden llegar a reestablecer flujos de energía interrumpidas entre los integrantes de la familia.

La musicoterapia es un recurso muy efectivo, puesto que puede fortalecer los lazos de unión del sistema familiar, entre otros beneficios. A través de la música se puede crear un ambiente ameno y cordial, perfecto para fomentar el bienestar del grupo familiar y cada uno de sus integrantes.

Qué más: ¡mira si es importante la Música!

  • Desde antes de que el niño o niña nazca, a partir de las 17 semanas de gestación, el bebé puede escuchar sonidos provenientes del mundo exterior. Luego de su nacimiento el infante continúa fortaleciendo lazos con sus padres, familiares o tutores más cercanos, a través de las canciones de cuna, lo que a su vez promueve el desarrollo intelectual del bebé, y pasa a formar parte de su educación infantil.
  • Durante la adolescencia, la música constituye un elemento crucial en la definición de la identidad y personalidad del joven. Por lo que de manera implícita, nuestra formación como personas, posee un porcentaje de educación musical.
  • La música puede convertirse en un punto de encuentro, una experiencia de comunicación que les permita interactuar e intercambiar sentimientos, experiencias y preocupaciones.

Como puedes observar la música es una herramienta terapéutica que facilita y favorecer la unión de cualqueir sistema familiar. ¡Sea el tipo de familia que sea!

Lo importante aquí, es que el niño encuentre en la música y en los profesionales que trabajan con él, el medio necesario para canalizar sus tristezas y vacíos; y con el tiempo, adquirir las herramientas necesarias para trascender, la realidad que le ha tocado vivir.

Por eso, si eres profesional dedicado a la infancia, incorpora el uso de la música en tu trabajo, y dale a ésta, al igual que al profesional formado, el espacio que le corresponde, como se le ha dado hoy, el espacio a todos estos nuevos tipos de familias.

Muchas gracias por leerme. Me gustaría escuchar tu opinión. Ya puedes dejar tus comentarios abajo de este post. ¡Son siempre bienvenidos!

musicoterapia en familia
About the author

Cecilia Barrios

Cecilia es musicoterapeuta, terapeuta gestáltica y publicista dedicada a la creación y difusión de espacios creativos y colaborativos con música.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies