Musicoterapia y Parkinson

Entrevista a  Mª Rosa Gutierrez Grau, Médico y Musicoterapeuta.

El día 15 de Junio, se celebra el Día Mundial de toma de conciencia de abuso y maltrato en la vejez, y por esta razón, desde Lamusicoterapia.com hemos querido ofrecer como idea a seguir, una alternativa sana, estimulante y sobre todo útil a la hora de combatir el maltrato. Una hermosa entrevista realizada a una Médica y Musicoterapeuta que lleva la música a hospitales, complementando así, de forma exitosa ambas profesiones.

​​Mª Rosa Gutierrez es Doctora en Medicina y Musicoterapeuta, trabajos que compagina gracias a su formación sanitaria y por lo que se dedica con pasión y dedicación continua.

Para el Día Mundial de
toma de conciencia de abuso y maltrato en la vejez, Mª Rosa nos hablará de su experiencia profesional entre Medicina y Música.

maria-rosa-gutierrez-musicoterapeuta

"Las actividades de canto, además de  tener una gran participación, son percibida por los usuarios como un éxito."

¡Hola Mª Rosa!  ¿En qué ámbitos trabajas?

Soy médico de familia y trabajo en Atención Primaria. También trabajo en una Clínica de trastornos de la alimentación y de conducta en adolescentes.

Estudié el Máster de Musicoterapia hace unos 4 años a raíz de conocer su existencia gracias a un trabajo de Bachillerato que realizó por entonces mi hija relacionado con esta disciplina. Miré el temario del Máster y me pareció muy interesante, poder utilizar la música como complemento a Medicina y tener la posibilidad de implicarme, a través de la música, en otros aspectos del paciente que pueden contribuir a mejorar su calidad de vida.

Entonces, actualmente combinas tu carrera de Medicina con la Musicoterapia. ¿Por qué decidiste estudiar Musicoterapia y dedicarte a ello?

Efectivamente, desde que finalicé el Máster, soy Musicoterapeuta de la Asociación de Parkinson de Blanes y realizo alguna colaboración con pacientes con Alzheimer ingresados en residencias geriátricas.

Para mi es un privilegio poder combinar mi profesión de médico con la de musicoterapeuta.

Además, aprovecho mi ámbito sanitario para divulgar los beneficios de la terapia musical. Con respecto a ello he realizado algunas conferencias y una ponencia en las II Jornadas de Música y Medicina que tuvieron lugar el año pasado en el PRBB (Parque Investigación Biomédica de Barcelona) y actualmente estoy preparando unas sesiones que se realizaran en el ámbito médico.

¿Qué beneficios encuentras de la Musicoterapia en tus usuarios?

Principalmente que disfrutan mucho de las actividades y muestra de ello es la fuerte adhesión a las sesiones semanales que realizo. El vínculo con el grupo también es importante y sobretodo su participación y feedback en cada sesión.

También hay que añadir que las actividades rítmicas y de expresividad han experimentado una amplia mejoría desde el inicio de los talleres. En las actividades de canto, a parte de la gran participación y éxito de la actividad, la percepción de los avances en la representación no solo es subjetiva sino que también es percibida por los usuarios como un éxito.

¿Cómo ves el futuro de la Musicoterapia como disciplina?

Sinceramente creo que el futuro es muy positivo y prospero, sobretodo por la implementación de la Musicoterapia en el ámbito clínico y hospitalario junto por el hecho de que ya haya estudios publicados y otros en fase de elaboración de una elevada rigurosidad científica gracias, sobretodo, a las nuevas tecnologías de neuroimagen que permite explorar que pasa en nuestro cerebro cuando escuchamos una pieza musical y como podemos optimizar dicho efecto en pacientes con diversas patologías.

¿Tienes alguna anécdota o trabajo interesante de alguna sesión que nos quieras compartir?

Anécdotas hay muchísimas y como trabajo curioso y del cual guardo un grato recuerdo, fue un taller en el que monté una secuencia de ejercicios rítmicos, a modo de coreografía, con una pieza musical funky que se puso de moda el año pasado: “Uptown funk” de Bruno Mars, la cual gustó mucho al grupo y tuvo bastante éxito por la rapidez de aprendizaje y coordinación grupal a la hora de repetir los movimientos.

Pues bien, en una sesión posterior invitamos a un grupo de jóvenes a practicar con nosotros dicha coreografía y resultó una experiencia preciosa ver como a pesar de la diferencia intergeneracional, los movimientos y el ritmo eran llevados a la par por ambos grupos; el de pacientes con Parkinson y el de jóvenes espontáneos.

María Rosa trabajando con su grupo de usuario
​Muchas gracias Mª Rosa por tu colaboración, un trabajo muy interesante y humano 🙂
About the author

María José Gallardo

María José es Musicoterapeuta y enfermera. Vive en Barcelona y desarrolla su actividad en el ámbito clínico. Gran parte de su trabajo se centra en el ámbito de la discapacidad y oncología. Se formó además en el Mount Sinai Beth Israel. New York, EEUU, realizando una residencia de Musicoterapia hospitalaria.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies