• Home  / 
  • Entrevistas
  •  /  Entrevista a Vanessa Vannay.Musicoterapia Analítica

Entrevista a Vanessa Vannay.Musicoterapia Analítica

Isabel Muniente

Entrevistamos a Vanessa Vannay, investigadora dedicada a la musicoterapia con pacientes afectados de fribromialgia.

Vanessa Vannay - Musicoterapeuta

imagen extraída de salud a diario.es

 ¿Qué es la Fibromialgia y cómo has llegado a trabajar con estas pacientes?

El término de Fibromialgia se origina en 1976 y proviene del latín fibra, (tejido conjuntivo), del griego mio, (músculo) y algia, (dolor). Es un síndrome reconocido en el año 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), caracterizado por la presencia de dolor crónico extenso en diferentes partes del cuerpo. Aún no está definida la causa pero según los estudios realizados hasta la actualidad, revelan que pueden ser varios los factores que están implicados como el genético, los desequilibrios químicos reguladores del dolor y los hormonales.

Generalmente la mayoría de los que sufren fibromialgia indican que el comienzo de los síntomas coincide también con algún acontecimiento significativo en su vida, (accidentes, intervenciones quirúrgicas, separación o divorcio, conflictos familiares, etc.). Es decir que hay factores desencadenantes como el trauma físico y emocional que pueden facilitar su aparición. Dentro de las actividades propuestas por la Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica de Salamanca- España (AFIBROSAL)  desde el año 2005, se lleva a cabo un programa de musicoterapia surgido a partir de un proyecto originado desde el Máster de Musicoterapia de la Universidad Pontificia de Salamanca y, que a partir del año 2006, continúa bajo mi supervisión y, desde el cual continúo investigando.

Al ser una enfermedad cuyo síntoma principal es el dolor crónico. ¿Cuál es la asistencia brindada por la Musicoterapia?

La Fibromialgia y la Fatiga Crónica están contempladas dentro del Síndrome Sensitivo Central junto a la Sensibilidad Química Múltiple y la  Electrohipersensibilidad. Las mismas presentan manifestaciones multisistémicas fluctuantes, sin causa previa aparente que las justifiquen, es decir, que se han descartado otras enfermedades con síntomas parecidos como son: las enfermedades autoinmunes, las infecciosas, las neoplasias, las neuropatías, la obesidad u otros desórdenes idiopáticos. Desde la musicoterapia se plantea como objetivo principal aumentar la calidad de vida y apoyarlos/as emocionalmente en un contexto terapéutico grupal, diseñado para mejorar su conciencia, la expresión corporal y la socio–emocional. Así mismo, se abordan temas como la autoestima, las emociones relacionadas con la discapacidad provocada por la fibromialgia, el desarrollo de la memoria y la cohesión entre los/as miembros de la asociación.

¿Cuáles son los objetivos fisiológicos y cuáles los psicológicos en este abordaje?

 El tratamiento de musicoterapia está diseñado fundamentalmente para el aspecto emocional de las pacientes, aunque es muy difícil separar lo físico de lo psicológico, el trabajar un aspecto siempre repercute en el otro. Esta propuesta musicoterapéutica da la oportunidad de complementar el resto de los tratamientos que ofrece AFIBROSAL que están destinados a la disminución del dolor específicamente.

Los objetivos trabajados en general son de carácter grupal, incorporando esporádicamente particularidades individuales necesarias como:

  1. Impulsar el conocimiento de los límites físicos derivados de la fibromialgia.
  2. Definir y comprender todos los aspectos de la sensación dolorosa.
  3. Concienciar a la persona con fibromialgia de que tiene una enfermedad, no es un enfermo.
  4. Realizar ejercicios de relajación corporal activos y pasivos.
  5. Potenciar las relaciones sociales entre los miembros de la asociación.
  6. Desarrollar aspectos creativos a partir del movimiento y la música.
  7. Favorecer la conciencia corporal y emocional.

¿Cuál es la metodología musicoterapéutica utilizada? ¿Qué característica tiene el abordaje terapéutico y cómo se trabaja en las sesiones?

El abordaje musicoterapéutico para el tratamiento no farmacológico de la fibromialgia es una adaptación del método de Musicoterapia Analítica. Su creadora Mary Priestley, lo describe como el uso simbólico de la música improvisada por el paciente y el musicoterapeuta, además opina que es una herramienta creativa con la que se puede explorar la vida interna del cliente con el fin de proporcionar un mayor conocimiento de sí mismo. Anexa una característica significativa a este método que es la elección de un título para cada improvisación, y manifiesta que partir de la elección del mismo, la mente puede dirigir la emoción y así lograr acercarse lo más posible a lo que se desee expresar.

Los Objetivos Generales de la Musicoterapia Analítica son:

  1. Acceder a las regiones inconscientes de la personalidad.
  2. Llevar los conflictos reprimidos bajo un control consciente.
  3. Inducir al conocimiento y a la aceptación de aspectos del yo desconocidos previamente, incluiyendo tanto los positivos como los negativos.
  4. Liberar la energía atrapada mediante mecanismos represivos de defensa.
  5. Redirigir la energía hacia objetivos positivos.
  6. Encontrar un equilibrio entre energía y objetivo.
  7. Repolarizar la creatividad invertida en objetivos negativos a objetivos más positivos. (Adaptado de Bruscia 1999:119)

A partir de este modelo basado en la teoría psicoanalítica Priestley asegura que el paciente entre otras cosas, puede experimentar:

  • La posibilidad de abrir y compartir canales de comunicación verbal y no verbal con el terapeuta.
  • Mayor libertad de expresión.
  • Mejora de la autoestima.
  • Darle un nuevo sentido a la vida.
  • Mayor tolerancia a la frustración.
  • Aumento de la capacidad de sobrevivir a situaciones conflictivas y a generar soluciones saludables a las mismas.
  • Gozar del valor estético y emocional en la ejecución y escucha posterior de la improvisación musical.
  • Relaciones más satisfactorias y aumento de la energía vital.

Si bien, la musicoterapia analítica se caracteriza comúnmente por su abordaje individual (debido a que es una propuesta de trabajo más personalizado), también se la puede utilizar en dúos o de forma grupal como es este caso.

¿Cuáles son los resultados que se obtienen a partir de la adaptación del Método de Musicoterapia Analítica de Priestley?
¿Qué destacan principalmente las pacientes con Fibromialgia de esta terapia?

Trabajar terapéuticamente las secuelas emocionales que deja el dolor crónico es un proceso complicado pero en él, se han observados grandes cambios positivos. Tomar conciencia de cómo es el dolor, en qué momentos del día aparece, qué parte del cuerpo se ve mayormente afectada y en qué forma e intensidad se genera, es el primer paso para conectar con la emoción y ayuda a conocer en detalle cómo nos sentimos.

El trabajo musicoterapéutico integra música, palabras y asociaciones de imágenes que vienen a la mente y permite reconocer el dolor, tomar contacto con él, mirarlo de frente, hablarle, cantarlo, tocarlo, etc., para darle un nuevo significado en la vida de las pacientes. Dolor como algo que tengo, no como algo que soy.  Dolor que se siente pero no siempre limita. Dolor que puede servir no para la victimización, sino como reto ante la vida, no como resignación sino como nueva posibilidad para pensar, imaginar e idear una vida mejor, que permite abrir nuevas alternativas de relación.

La música permite acceder a las regiones inconscientes de la personalidad y llevar los conflictos reprimidos bajo un control consciente. Las diferentes técnicas que propone Priestley en el método de Musicoterapia Analítica, inducen al conocimiento y a la aceptación de aspectos del Yo desconocidos previamente, tanto los positivos como los que son desagradables.

Testimonios:

Con respecto a la utilización de la musicoterapia en fibromialgia las pacientes manifiestan:

“Me siento alegre, la terapeuta me hace sentir que tengo cualidades y valores, para hacer cosas que yo creía que nunca podía hacer. Hay una cosa que siempre me pasa cuando salgo de la clase, me gustaría decirles a todas las personas de la asociación que se sienten mal, como dicen, lo bien que se sentirían si vinieran a los encuentros de musicoterapia. Por lo menos en el tiempo que estamos en sesión, aunque a mí me dura ese bienestar mucho tiempo. Además el día que tengo mucho dolor, pienso en esas experiencias musicoterapéuticas y esa sensación me hace sentir mejor. Me encantaría que aunque sólo fuera un curso probaran para saber lo que es”. (Pilar)

– “Me siento más libre: se potencian mis emociones y sentimientos agradables, no sólo siento dolor sino me siento alguien más”. (Natividad)

– “Más optimista y alegre incluso he llegado a sentirme libre y con fuerzas para hacerlo todo. Sobre todo he ganado en seguridad y en mejorar mi autoestima”. (Cristina)

– “Desde que realizo sesiones de musicoterapia he aprendido a superar gran parte de mis miedos y ahora estoy haciendo cosas que nunca pensé que volvería a hacer, incluso antes que jamás había hecho. Suelo salir del encuentro con la autoestima muy alta a pesar de que algunos días me cuesta mucho asistir. Me siento liberada y con muchas granas de seguir luchando. Me siento muy bien”. (Puri)

About the author

Lamusicoterapia.com

Bienvenid@ a nuestros portal. Soy uno de los administradores del sitio y estos son contenidos interesantes sobre musicoterapia que editamos para ti. Esperamos sea de utilidad en tu camino de aprendizaje. ¡Gracias por confiar en nuestros servicios!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies