musicoterapia y tercera edad
Entrevistas, Guía de musicoterapeutas

Musicoterapia y Parkinson

Entrevista a  Mª Rosa Gutierrez Grau, Médico y Musicoterapeuta.

El día 15 de Junio, se celebra el Día Mundial de toma de conciencia de abuso y maltrato en la vejez, y por esta razón, desde Lamusicoterapia.com hemos querido ofrecer como idea a seguir, una alternativa sana, estimulante y sobre todo útil a la hora de combatir el maltrato. Una hermosa entrevista realizada a una Médica y Musicoterapeuta que lleva la música a hospitales, complementando así, de forma exitosa ambas profesiones.

Mª Rosa Gutierrez es Doctora en Medicina y Musicoterapeuta, trabajos que compagina gracias a su formación sanitaria y por lo que se dedica con pasión y dedicación continua.

Para el Día Mundial de
toma de conciencia de abuso y maltrato en la vejez, Mª Rosa nos hablará de su experiencia profesional entre Medicina y Música.

maria-rosa-gutierrez-musicoterapeuta

"Las actividades de canto, además de  tener una gran participación, son percibida por los usuarios como un éxito."

¡Hola Mª Rosa!  ¿En qué ámbitos trabajas?

Soy médico de familia y trabajo en Atención Primaria. También trabajo en una Clínica de trastornos de la alimentación y de conducta en adolescentes.

Estudié el Máster de Musicoterapia hace unos 4 años a raíz de conocer su existencia gracias a un trabajo de Bachillerato que realizó por entonces mi hija relacionado con esta disciplina. Miré el temario del Máster y me pareció muy interesante, poder utilizar la música como complemento a Medicina y tener la posibilidad de implicarme, a través de la música, en otros aspectos del paciente que pueden contribuir a mejorar su calidad de vida.

Entonces, actualmente combinas tu carrera de Medicina con la Musicoterapia. ¿Por qué decidiste estudiar Musicoterapia y dedicarte a ello?

Efectivamente, desde que finalicé el Máster, soy Musicoterapeuta de la Asociación de Parkinson de Blanes y realizo alguna colaboración con pacientes con Alzheimer ingresados en residencias geriátricas.

Para mi es un privilegio poder combinar mi profesión de médico con la de musicoterapeuta.

Además, aprovecho mi ámbito sanitario para divulgar los beneficios de la terapia musical. Con respecto a ello he realizado algunas conferencias y una ponencia en las II Jornadas de Música y Medicina que tuvieron lugar el año pasado en el PRBB (Parque Investigación Biomédica de Barcelona) y actualmente estoy preparando unas sesiones que se realizaran en el ámbito médico.

¿Qué beneficios encuentras de la Musicoterapia en tus usuarios?

Principalmente que disfrutan mucho de las actividades y muestra de ello es la fuerte adhesión a las sesiones semanales que realizo. El vínculo con el grupo también es importante y sobretodo su participación y feedback en cada sesión.

También hay que añadir que las actividades rítmicas y de expresividad han experimentado una amplia mejoría desde el inicio de los talleres. En las actividades de canto, a parte de la gran participación y éxito de la actividad, la percepción de los avances en la representación no solo es subjetiva sino que también es percibida por los usuarios como un éxito.

¿Cómo ves el futuro de la Musicoterapia como disciplina?

Sinceramente creo que el futuro es muy positivo y prospero, sobretodo por la implementación de la Musicoterapia en el ámbito clínico y hospitalario junto por el hecho de que ya haya estudios publicados y otros en fase de elaboración de una elevada rigurosidad científica gracias, sobretodo, a las nuevas tecnologías de neuroimagen que permite explorar que pasa en nuestro cerebro cuando escuchamos una pieza musical y como podemos optimizar dicho efecto en pacientes con diversas patologías.

¿Tienes alguna anécdota o trabajo interesante de alguna sesión que nos quieras compartir?

Anécdotas hay muchísimas y como trabajo curioso y del cual guardo un grato recuerdo, fue un taller en el que monté una secuencia de ejercicios rítmicos, a modo de coreografía, con una pieza musical funky que se puso de moda el año pasado: “Uptown funk” de Bruno Mars, la cual gustó mucho al grupo y tuvo bastante éxito por la rapidez de aprendizaje y coordinación grupal a la hora de repetir los movimientos.

Pues bien, en una sesión posterior invitamos a un grupo de jóvenes a practicar con nosotros dicha coreografía y resultó una experiencia preciosa ver como a pesar de la diferencia intergeneracional, los movimientos y el ritmo eran llevados a la par por ambos grupos; el de pacientes con Parkinson y el de jóvenes espontáneos.

María Rosa trabajando con su grupo de usuario
Muchas gracias Mª Rosa por tu colaboración, un trabajo muy interesante y humano 🙂
Read More
Musicoterapeuta-Aitziber-Olabarri
Entrevistas, Guía de musicoterapeutas

Entrevista a Aitziber Olabarri, musicoterapeuta

Entrevista a la Musicoterapeuta Aitziber Olabarri Montoya, amante de la música y su uso terapéutico. 

Nos contará como desarrolla su trabajo en Barcelona.

¿Por qué estudiaste musicoterapia?

La verdad es que se juntaron muchas cosas… Finalicé la carrera como intérprete musical y sentía que algo faltaba tanto en mi trayectoria como en mi vida profesional.

Ya conocía en primera persona el poder que tiene la música para las personas, y decidí sumergirme en este mundo para poder transmitir algo que ya me había sucedido a mi. 

entrevista-a-aitziber-olabarri

Además, no lo sabía entonces, pero los estudios de Musicoterapia me ayudaron a entenderme a mi misma y a sortear un bloqueo artístico que yo llevaba en ese momento.

¿Dónde desarrollas tu actividad?

Realizo mi actividad mayormente en dos campos. Imparto talleres de música familiares, con bebés que asisten con acompañante, y también con niños y adolescentes en la asociación “Integrasons”, donde enseño percusión en un proyecto integrativo socio-cultural.

¿Cuál es tu interés de trabajar con estos colectivos?

Los dos colectivos me resultan muy gratificantes. En ambos encuentro una diversidad increíble. A los talleres familiares, muchas veces vienen usuarios que no hablan el español y la comunicación es continuamente mediante la música. En las clases de percusión la diversidad cultural también es muy notable, donde se juntan chicos de diferentes escuelas y culturas, con situaciones menos favorables a las que se suelen ver en otro barrios y escuelas.

La gratificación viene directamente de los resultados, del aprendizaje no solo musical, sino personal, y la cohesión grupal que se sucede mediante la música.

¿Cómo crees que influye la musicoterapia en la diversidad cultural?

Salva todas las diferencias absurdas y une a todos, porque para tocar en grupo tienes que comunicarte, has de escuchar, necesitas estar perceptivo a lo que oyes, a lo que te dicen. Se aprende todo mediante el uso sensitivo del silencio, y este silencio también es parte del diálogo. Tocar en grupo significa sentir en grupo, y no hay posibilidad de racionalizar nada ni de posponer sensaciones, porque la música es una actividad que se ciñe al momento y provoca cambios en las personas, cambios grandes. La música sin duda une a las personas, vengan de donde vengan.

¿Qué aspectos consideras más significativos en tu trabajo?

Además de todo lo que he comentado, también me parece significativo el hecho de que a pesar de todo ese trabajo de integración, trabajo personal e intra-personal, también hay un desarrollo musical importante. Al haber un aprendizaje musical por medio, las herramientas de los usuarios mejoran, crecen, y eso además hace que se refuerce no solo la autoestima, sino que se les abran nuevas proyecciones propias, nuevos retos e intereses. Además no solo ellos disfrutan del resultado, sino que también las familias y el público lo hace, y eso es muy gratificante y una maravillosa retroalimentación.

¿Cuál es la parte más difícil de tu trabajo?

Lo que me resulta más complicado es la planificación. Cuando he tratado de tener presentes unos objetivos o metas en mis sesiones, me ha resultado contraproducente ya que esta manera ello exige mucha flexibilidad para adaptarte continuamente a cada momento. Se trata de potenciar lo que ellos ya tienen, no de imponer una manera de hacer y esto exige mucha más atención y concentración que en cualquier clase de programa pre-establecido. Obliga a estar alerta de lo que ves, a la vez que relajado, ya que los resultados buenos sólo llegan cuando se disfruta en el camino.
Es exigente, pero a la vez increíblemente gratificante.

¡Muchas Gracias Aitziber por tu participación!

Read More