Guía de musicoterapeutas

Musicoterapeuta María García: ¡Hoy es su turno!

Lamusicoterapia.com  en Almansa.

 

Musicoterapeuta María García
Musicoterapeuta María García.

Cuéntanos un poquito quien eres, de dónde eres y donde vives actualmente?

Me llamo María García Rodríguez, soy de Almansa, un pueblo de Albacete, en el que resido desde que nací. Desde muy pequeña dije a mis padres que elegía la música, primero como hobby, después como carrera y ahora como profesión y forma de vida.

¿Cómo llegas al mundo de la música como terapia?

¡Pues resulta cuanto menos curioso! En principio podría contaros que llegado mi último año de carrera en el Conservatorio un buen día me detuve a pensar y a sentir la forma en que quería enfocar la cantidad de conocimientos, experiencias y vivencias adquiridos desde que a los seis años decidí adentrarme en el maravilloso mundo de la música. La inercia de mis años de Conservatorio me llevaba a imaginarme en escenarios, ante aplausos, en audiciones, me situaba frente a tribunales y en los días de nervios frente a futuras oposiciones; sin embargo si decidía tomar la decisión desde el corazón me veía rodeada de instrumentos, poniendo orden en el caos, poniendo caos en el orden y ante personas que quizás sin saberlo su acercamiento a la música iba a contribuir a la mejora de su calidad de vida. Decidí hacer caso a esto segundo, lo que, desde mi punto de vida nunca sería equívoco.  Así que en ese mismo instante comprendí que escogía la Musicoterapia como opción de futuro con la seguridad de que no me equivocaba.

Lo que creees, creas…

Cursos y formación en musicoterapia
Cursos de introducción a la musicoterapia en Barcelona.

Apuntaba a la curiosidad de este apartado porque a raíz de comenzar mi formación como Musicoterapeuta comencé a descubrir mis estanterías llenas de libros leídos a lo largo de mi vida en los que la música y las personas con distintas capacidades eran los protagonistas… He aprendido que las casualidades no existen, así que he comprendido que la vida siempre me ha conducido hasta donde hoy me encuentro y donde me quiero quedar.

¿Dónde te formaste como musicoterapeuta?

Decidí llevar a cabo mi formación en Madrid, en la Universidad Autónoma. No tenía ninguna referencia sobre las formaciones que se ofrecían en España en Musicoterapia así que ¡no me quedó otra que fiarme de Internet! Leí y me informé de planes de estudios, profesorado, proyectos…y fue con este con el que me sentí más identificada y el que mayor interés despertó en mí. Admitida en las pruebas de acceso, pre-inscripción e inscripción realizadas solo me quedaba hacer mi maleta y poner rumbo a Madrid enfundada en un traje de ilusión y con la seguridad de miles de experiencias por descubrir y vivir y por qué no decirlo, con el revuelo de mariposas en la barriga que supone un mundo por conocer.

¿Qué otra formación has realizado para complementar tu carrera?

¡Todavía no he tenido tiempo de ello! He acabado mi formación recientemente; pero cuento con la inquietud de asistir a conferencias, cursos, Congresos… Que me hagan mantenerme al día en mi profesión. También es cierto que soy una persona amante de la lectura, no pasa un día sin pasar aunque sea una página de un libro, y casi todos ellos orientados a la Musicoterapia y a otros aspectos cuya finalidad es mejorar como profesional y sobre todo como persona.

¿Trabajas actualmente como Musicoterapeuta? ¿Dónde?

Actualmente, y desde el mismo instante de acabar mi formación, comencé a desarrollar mi labor como Musicoterapeuta en la Escuela de Música de la Sociedad Unión Musical de Almansa. Desde el Centro llevaban tiempo detrás de la idea de poder acoger en el mismo a alumnos con distintas capacidades y esperaban con los brazos abiertos el momento en que yo decidiera poner inicio a la actividad.

Recientemente, también estoy teniendo la increíble suerte de poder llevar la Música hasta el Colegio de Educación Especial de Almansa, ASPRONA; a cuyo equipo estaré siempre agradecida por haberme dado la oportunidad y sobre todo por habérsela dado a cada uno de los chicos que asisten cada día al cole.

¿A que se dedican en el Centro?

En la Escuela de Música de Almansa, donde también desarrollo mi labor contribuyendo en tareas de formación en la especialidad de Clarinete y  Lenguaje Musical, nos dedicamos a dar acogida a todos aquellas personas, niños (desde los tres años) y adultos, que deseen iniciarse en el aprendizaje de la Música y en cualquiera de las actividades ofertadas.

En ASPRONA, por su parte, nos dedicamos a dar asistencia educativa y personal a los niños con Diversidad Funcional, contribuyendo a desarrollar su proyecto de vida e intentando favorecer su inclusión como ciudadanos de pleno derecho en la sociedad.

Actualmente el campo que más estás trabajando es la musicoterapia infantil, ¿no? Cuéntanos un poco qué te hace sentir el tipo de trabajo que realizas y qué beneficios crees aportar a los niños y jóvenes con los que trabajas.

Musicoterapeuta María García.
La musicoterapeuta María García realizando musicoterapia infantil de forma individual.

Sí, a día de hoy todos los que han llegado hasta el Aula de Musicoterapia donde realizo mi labor son niños y adolescentes, a los que atiendo a nivel individual. Creo que la magia está en situarse al nivel del niño, frente a frente y  Ser a Ser. A menudo nos preocupamos en exceso por la planificación de las sesiones, por marcar objetivos y por diseñar actividades… Pero la realidad de las sesiones comienza cuando cierras la puerta de la sala y te sitúas con el niño. No resto importancia a lo mencionado, pero ello cobra sentido para mí cuando me contagio del nivel energético que ese día trae el niño a la sesión y me ubico ahí para trabar junto a eso y junto a todos los recursos de los que cargo mi mochila.

Muy pronto, en mi periodo de prácticas, descubrí que cuanto más diseñada llevaba una sesión, menos me salía lo que esperaba.

Ello me hizo  ser consciente de situarme en el aquí y en el ahora de la sesión y dejar que esta fluya, teniendo siempre como eje los objetivos marcados con cada chico. Aprovecho para agradecer a cada uno de los niños con los que trabajo la oportunidad de crecer y aprender que me brindan cada semana.

En cuanto a lo que al colegio se refiere, atiendo en Sesión de Musicoterapia a todos y cada uno de los chavales que asisten al Centro, desde los siete hasta los veintiún años. Con la mayoría de ellos realizo sesiones grupales, a través de las cuales me centro principalmente en contribuir a través de la música a su socialización y a fortalecer la idea de grupo como unidad. En sesión individual atiendo a los chicos los cuales el equipo decidimos en su día que podrían beneficiarse de la terapia musical de alguna  manera más específica y que requiere de una atención individualizada.

A menudo, los musicoterapeutas somos la envidia del equipo donde trabajamos (jajaja). Tenemos la inmensa suerte de contar con la música como principal herramienta en nuestro trabajo, lo cual nos lo facilita sobremanera porque ¿a quién no le agrada sentirse parte útil dentro de una composición musical, de un mini-concierto en grupo o  de ser escuchado cuando a través de una melodía expresas una emoción? El objetivo final siempre es que lo trabajado dentro de las sesiones consigamos extrapolarlo a otros contextos (aula, familia,entorno…), es entonces cuando este está realmente conseguido.  A través de la música es muy sencillo conectar con las personas, el reto está en saber dar la vuelta a los recursos que esta nos ofrece (melodía, armonía, ritmo…) para llegar a la persona que en ese momento tienes frente a ti.

¿Cuál es tu  función dentro de tu puesto de trabajo? ¿Trabajas en el sector público o privado?

Charlas - taller de musicoterapia en las escuelas.
Charlas – taller de musicoterapia en las escuelas.

Mi labor la llevo a cabo dentro del Sector Privado, en el caso de la Escuela de Música, y dentro del Sector de la Enseñanza Concertada en el Colegio. Mi función dentro de mi puesto de trabajo es sumarme al resto del equipo multidisciplinar y velar, desde mi especialidad y mi persona, por el bienestar de cada uno de los chicos y de sus familias.

¿Te contrataron como musicoterapeuta o accediste al puesto por otra profesión?

En la Escuela de Música comencé mi andadura colaborando en tareas de formación en la Especialidad de Clarinete conforme he indicado anteriormente; y desde ahí y tras mi formación comencé mi labor como Musicoterapeuta.

En ASPRONA sí que accedí directamente como Musicoterapeuta, de lo cual me siento afortunada.

¿Qué otros profesionales hay en el equipo?

El equipo interdisciplinar del Colegio de Educación Especial de Almansa lo conformamos actualmente un grupo de diez profesionales. Tres P.T (Pedagogas Terapéuticas, tutoras de aulas), un P.T de apoyo, una A.L (especialista en Audición y Lenguaje), una Fisioterapeuta, una Orientadora/Estimuladora, dos  ATES (Acompañante Terapéutico) y una Musicoterapeuta.

¿Complementas tu trabajo como musicoterapeuta con alguna otra terapia?

A día de hoy, no. Me sirvo de todos mis conocimientos musicales, de mi formación como Musicoterapeuta, de mi experiencia y de todo lo que aprendo cada día de los niños con los que trabajo y de todos y cada uno de mis compañeros para desarrollar mi trabajo.

¿Compones tu música con el/los usuarios?

Si entendemos la composición como el concepto tradicional, no. Sin embargo, sí es cierto que la improvisación ocupa la mayor parte de mis sesiones, dando la misma validez a lo que musicalmente sale de mí como lo que sale de los chicos, y uniendo ambas intervenciones para dar sentido cada día a la sesión.

¿Utilizas herramientas tecnológicas? ¿Cuáles?

Soy bastante fiel a la Musicoterapia Activa, con música en vivo y en directo como resultado de las intervenciones tanto de Paciente como de Musicoterapeuta. Sin embargo, en determinadas ocasiones me sirvo del recurso que ofrece un CD si lo que busco es algo que estar activa en la interpretación no me pude dar.

La musicoterapeuta María García realizando musicoterapia infantil.
La musicoterapeuta María García realizando musicoterapia infantil.

¿Qué instrumentos de música tocas?

Como ya decía antes, mi especialidad de Carrera es Clarinete. Pero la obligación curricular de las Enseñanzas Superiores y mi posterior formación como Musicoterapeuta me han llevado hasta el piano, el cual hoy se ha convertido en mi instrumento principal dentro de las sesiones. Mi inquietud también me ha hecho iniciarme en el estudio de la guitarra, a la que no dedico tanto tiempo como quisiera, pero la que me gustaría incorporar pronto a mis sesiones; ya que ofrece una serie de facilidades (proximidad al paciente, movimiento…) que no ofrece el piano. También me ha encantado siempre la pequeña percusión.

¿Cual es tu línea u orientación  de trabajo?

Considero que trabajo desde una postura ecléctica, donde tienen cabida cada uno de los métodos y modelos de Musicoterapia, para no limitarme así en mi forma de llegar hasta los pacientes. Sin embargo, he de apuntar, que por mi formación y manera de entender la terapia con música, el Modelo Nordoff-Robbins cobra bastante peso en el día a día de mis sesiones. Por aportaros algo de información sobre el modelo mencionado, el método Nordoff-Robbins está muy relacionado con teorías de la psicoterapia que derivan de la Psicología Humanista. Paul Nordoff y Clive Robbins diseñaron su modelo basándose en la “creatividad”  tanto del terapeuta como del niño para que juntos creen una progresión de experiencias terapéuticas. El terapeuta y el paciente crean su música  juntos (experiencia terapéutica).

¿Cómo ves la situación actual de la musicoterapia en el País?

Soy optimista y siento que la Musicoterapia va haciéndose camino en España. Es muy importante que los profesionales que nos dedicamos a ello creamos en lo que estamos haciendo para así reflejar que la Musicoterapia es una opción válida y cierto es, que las evidencias y los resultados nos demuestran cada día que así es. Nuestra labor de información es un pilar fundamental, no podemos pretender hacer extensiva la disciplina sin ocuparnos de esta tarea (desplazarnos hasta los Centros, Hospitales…e informar). El camino por el reconocimiento de la profesión está muy avanzado, a ver si entre este año y el siguiente ya podemos figurar en nuestros contratos como lo que somos. Dicho reconocimiento va a suponer un gran empuje para la implantación de la Musicoterapia en el país.

 

¿Qué le dirías a las personas que piensan en la musicoterapia como salida laboral, en estos tiempos de crisis en los que nos movemos?

En tiempos de crisis, el Mundo sigue necesitando música, y a su vez la musicoterapia requiere de gente con vocación que ame su labor. De esta forma invito a todas esas personas que estén pensando (más bien sintiendo) en dedicarse a la Musicoterapia a que sean fieles a su vocación, desde ahí el éxito de lo laboral está casi asegurado.

¿Qué opinas de la labor de difusión que ofrecemos desde el portal de lamusicoterapia.com? ¿Tienes alguna sugerencia de mejora para implementar?

Conforme apuntaba anteriormente considero de gran importancia cualquier labor informativa y divulgativa de la disciplina, para así llegar al mayor número de gente posible. En concreto sobre vosotros puedo deciros que hace tiempo que ocupáis vuestro espacio de “favoritos” en la barra de herramientas de mi ordenador, de manera que con bastante frecuencia pincho sobre vosotros para leer vuestras actualizaciones. También juega un papel importante Facebook, en la que también os movéis y que compone hoy en día la más importante red social; por lo que es genial que nos movamos por ahí.  ¡Gracias por vuestra labor!

Como profesional de la música y la musicoterapia ¿qué beneficios podríamos encontrar los músicos prácticos según tú en la musicoterapia?

Nos decía un día un profe en clase que los músicos somos los pacientes más difíciles con los que se ha encontrado para tratar en una sesión de Musicoterapia, me pareció interesante y nada descabellado. En mi corto camino recorrido junto a la Musicoterapia me he encontrado ya con algún músico que se ha beneficiado de los resultados de la misma. Músicos que gracias a la terapia con música se han desprendido de su miedo escénico, Músicos que gracias a lo mismo han conseguido eliminar temblores en sus manos a la hora de interpretar… No obstante no es un campo en el que haya investigado demasiado, ¡tarea pendiente!

Perteneces a alguna Asociación de musicoterapia profesional?¿ Te sientes representada por alguna institución que trabaje activamente en la mejora nuestra especialización?

Estoy en proceso de inscribirme en la A.E.M.P (Asociación Española de Musicoterapeutas Profesionales). Aprovecho para hacerme eco de la importancia de que las asociaciones unifiquen criterios y remen en una misma dirección.

El hecho de que haya un número tan grande de Asociaciones de Musicoterapia siento que no ayuda en el proceso de impulso de la disciplina.

¡La Unión hace la fuerza!

Déjanos un comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Sobre Cecilia Barrios / Musicoterapeuta / Terapeuta Gestalt / Formadora

Juan Fran Herruzo Cabrera

Subscribete a nuestra Newsletter ahora!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies