Musicoterapia y abuso sexual. Una tesis de Joy Clendenon-Wallen.

Cómo la Musicoterapia ofrece un lugar seguro para adolescentes que han experimentado abuso sexual. 

La Musicoterapia influye en la autoconfianza y hostilidad ​en adolescentes ​sobrevivientes de abuso sexual.

​Todos luchamos con baja autoestima de vez en cuando, pero los personas que sufren de abuso sexual, puede que luchen más. Los sobrevivientes de abusos sexuales muchas veces se sienten culpable ​e indignos y​ esto repercute en una autoestima baja.  

​Hoy quiero compartir con vosotros un trabajo de master realizado por  Joy Clendenon-Wallen, "The Use of Music Therapy to Influence the Self- confidence and Hostility of Adolescents Who are Sexually Abused"*.

musicoterapia y abuso sexual

Este estudio hace referencia a como el trabajo con la musicoterapia, en adolescentes que han sufrido abusos sexuales, influye positivamente en su autoconfianza y ayuda a elaborar y disminuir la hostilidad y la baja autoestima.

La musicoterapia ayuda a la autoconfianza por ​ejemplo, cuando un paciente crea, modifica o improvisa una canción en una sesión*. Esto genera satisfacción y hace que se sientan orgullosos. Wallen dice que sentirse orgulloso a menudo resulta en una autoestima elevada. Además, trabajar con diversas técnicas de musicoterapia, implica aprender nuevas habilidades, y esto aumenta la confianza también.

Cuando uno es agredido sexualmente, a menudo pasa por un período de aislamiento, negación, ira y esto se traduce en conductas hostiles hacia otras personas; debido a que es muy difícil aceptar el hecho de que uno ha sido abusado. Son comunes, los sentimientos de frustración al no poder expresar sus miedos, ​en un entorno adecuado y seguro.

La musicoterapia permite que un sobreviviente exprese lo que le ha sucedido mediante la música, los instrumentos musicales, el movimiento, la danza y otras actividades. ​Es una forma de hacer que estos adolescentes,  se sientan más cómodos expresándose; y a menudo revelan lo que les sucedió. ​Expresar y liberar estos eventos traumáticos ​reduce la ira y la hostilidad​, mejorando así, la autoestima. La musicoterapia brinda a los pacientes un lugar seguro y no intimidante para que puedan expresar sus experiencias más personales y profundas.

 "La musicoterapia brinda a los pacientes un lugar seguro y no intimidante para ​expresar sus experiencias más personales y ​profundas."

En conclusión, aunque se encontraron algunas diferencias en la autoestima y la hostilidad, Wallen comenta que el grupo de control de musicoterapia, parecía haber ganado más autoestima y confianza, reduciendo las tasas de hostilidad.

​A continuación te dejo el enlace de su tesis, para que puedas leerla en su totalidad. (Está en inglés).

*Tesis de Joy Clendenon-Wallen
Western Michigan University

https://scholarworks.wmich.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1001&context=masters_theses

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies